viernes, 21 de agosto de 2009

Vuelven las moscas de Luis



Oídos prestos, mis amigos, todos

no todo acaba con bulla,

no siempre se escucha la explosión de las válvulas

las tuberías

cuando todo termina,

ni por reflejo/cuando todo termina/se agrietan las casas vecinas

ni se sacuden los pericos mojados porque se dieron cuenta/

tarde tal vez/

de que eso se ha perdido entre (todo)

agudos dobleces,

en los suburbios/cerca

de despoblados bulevares y avenidas con grandes charcos

que sólo reflejan la calma del cielo,

no los hundimientos secretos,

no las vacías cisternas sin tapa/ni plaga

tampoco;

mi final cotidiano,

la conversión de una sombra con cierta estructura

en una sombra o en pura estructura/

pálida y frágil/

y cubierta de manchas de mostaza y óxido,

ocurre en una caja/sin ecos/

entre secos y cortos ruidos atenuados

que hacen los pulmones cuando claudican los oídos

las corrientes de aire visible adentro las entrañas

los talones cuando se rompen las rodillas el pelo las nalgas,

pero más nada,

como si el paso de enfermo a hongo a olor a polvo

fuese la destrucción de un plato

(uno de postre) (uno blanco) (azul en el borde)

(sin más señas)

no en el cuarto de al lado/

siquiera/

sino en un vasto comedor pringoso abandonado

donde hacen fiesta las moscas,

las moscas distraídas,

sobre el dibujo de frutas amarillas/rojas

en manteles de hule

sin fanfarrias tampoco las moscas

Luis Moreno Villamediana. Del libro Eme sin tilde (Caracas: Equinoccio/Universidad Simón Bolívar, 2009)




9 comentarios:

Asterión dijo...

Decile a Luis que se ponga mosca con esto de la poesía y la mosca que debe cobrar por regalías, y que ya no se haga la mosquita muerta de telenovela...

¡Excelente noticia! Con el precedente, no dudaría de que este es otro gran poemario. Felicidades.

Saludos a ambos.

Lluís Salvador dijo...

Pues francamente, y después de leer el poema, me he dado cuenta de que echaba de menos esas moscas.
Algo tendremos que hacer con Luis... Un anuncio de televisión, había pensado, pero la plata no me alcanza...
Un saludo a la reseñista y otro al poeta!

Gabriel Payares dijo...

¡Felicidades! ¿Y ya tenemos fecha de presentación por estos terruños? ¡Para preparar la comitiva de recepción de invitados, oiga, que nos visitan los escritores del occidente venezolano!
Un abrazo a ambos

Víctor dijo...

Las felicitaciones correspondientes a Luis, acompañadas de una pregunta a Carolina:
¿Debemos interpretar alegóricamente el cuadro de la Gata Loca? En caso de respuesta positiva: ¿a quiénes representan los personaje?

Carolina dijo...

Gustavo:
El mundo está lleno de moscas, muertas y vivas, pero las peores siempre serán "las mosquitas muertas". Si sabré yo de eso... Dice Luis que te cuides de los mosquitos en tus vacaciones virtuales.
Lluís:
Podemos hacer un convite para que lleguen moscas, hormigas, y el resto de insectos que se quieran unir al festín.
Gabriel:
Estamos haciendo mantenimiento de alas y esas cosas para el vuelo.
Víctor:
IGNACIOOOO!

Gustavo Valle dijo...

Oye, qué buena noticia! Y qué buen poema!
Va (y sepan disculparme esta vez) con fanfarrias: felicitaciones!
Al libro, a las moscas, al poeta.

Carolina dijo...

Gustavo (V):
¡Gracias!

mario skan dijo...

Entré varias veces, leía, cerraba. Volvia a entrar y es extraño lo que deja una poesía, sensaciones, imáganes y qué digo...
me gustó el poema, la forma que presenta las roturas..

felicitaciones al poeta y saludos Carolina

Luis Moreno Villamediana dijo...

A todos los amigos:

Muy agradecido, muy agradecido, muy agradecido.

Abrazos, sin moscas.