domingo, 1 de agosto de 2010

Postales de Varsovia

Estuve unos días fuera de la ciudad, sin conexión a internet ni algunos otros artefactos citadinos. Al regresar a casa me encontré con una grata sorpresa: un sobre blanco remitido desde Varsovia. A pesar de que mis manos estaban ocupadas con un montón de cosas pude coger el sobre y llevarlo conmigo –no lo puedo negar: estaba emocionada–. Hace unos meses se presentó Maja Zawierzenic en mi correo; se presentó como una estudiosa de la nueva literatura latinoamericana. Maja estudió Letras en la Universidad de Varsovia y lleva adelante varios proyectos de investigación y traducción. En su primer acercamiento me solicitó uno de mis cuentos para traducirlo a su lengua. No les voy a mentir ni a fingir modestia, la probable traducción al polaco me alegró mucho, así que cuando recibí el sobre de manos del señor Venancio (el portero del edificio), quien amablemente lo guardó mientras yo regresaba, sabía lo que venía desde tan lejos.

Quiero hacer público los agradecimientos y cariños a Maja (con quien he emprendido nuevos proyectos que involucran a escritoras polacas) y a la revista Bluszcz por la traducción y publicación de mi cuento “La cloaca”. Y también quiero compartir con los visitantes de estos tejados parte del cuento en la lengua de Gombrowicz. Gracias a la traducción me enteré de que la palabra “gatos” en polaco se escribe koty ;)

Carolina Lozada






19 comentarios:

Víctor dijo...

¡Felicitaciones Carolina! Me alegra mucho que al fin la locura se entregue en otros idiomas.

Carolina dijo...

Querido Víctor, eso se llama "locura transnacional". Gracias por el saludo.

Gabriel Payares dijo...

¡URCSM! ¡Cuando entre polacos te veas!

Carolina dijo...

¡Zas!

Luis Guillermo Franquiz dijo...

Carolina, ciertamente es una noticia muy positiva. ¡Felicitaciones por ello! No sabes cuánto me alegra saber que hay ciertas fronteras que se difuminan para dejar cruzar las palabras y las historias de lado y lado. De verdad, muy contento por este inesperado regalo. Espero que sea el inicio de un fructífero intercambio. Que siga así. Enhorabuena.

Carolina dijo...

Gracias, querido Luis Guillermo, estoy muy contenta. También estoy agradecida contigo por aquellos intentos literarios, que de pronto fueron truncados por la barbarie. Ojalá pronto podamos romper estas fronteras internas.

Gabriel Campero dijo...

Carolina: ¡Qué alegría escuchar esto! Brindo por una larga vida polaca para ti, y ojalá Pluto y Olivia y las mujeres en azoteas y todas esas gatas inexistentes en los tejados tengan su vida polaca también.

¡Gratulacje!

Carolina dijo...

Querido G. Campero:
Eso se llama "ñereñere" con sushi :)

Fabián Coelho dijo...

¡Maravilla, Carolina!
¡Mis felicitaciones!
Es una buena noticia para la literatura venezolana.

Saludos

Asterión dijo...

Felicitaciones, de verdad me alegro y ojalá que de esa amistad salgan más proyectos y oportunidades.

Saludos

Virginia Riquelme dijo...

¡Enhorabuena! ¡Me alegro mucho!
Sin embrago, estuve leyendo el cuento y creo que se pierde un poco en la traducción, no sé, hay algo de traduttore,traditore! Pero eso ya sería ponernos exquisitos y mi polaco tampoco es el mejor. Juas!

Carolina dijo...

Fabián, Gustavo y Virginia: Gracias por la buena onda y por las observaciones. Saludotes.

Lluís Salvador dijo...

Gratulacje!, como dicen los polacos. No, no te espantes, quiere decir sólo Felicidades!
Hay además una ventaja en ser traducida al polaco: es improbable que te puedas quejar de la traducción.
Y ahora en serio, muchas felicidades. Si yo me alegro, imagino cómo estarás tú...
Éxitos (en cualquier idioma)

FRANK RUFFINO dijo...

Estiamada escritora:

Te felicito por ir abriendo el abanico de tus posibilidades como escritora, esto, por esta traducción al polaco. Y que vengan muchas más y en muchos idiomas!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

mario skan dijo...

Es un golazo Carolina, además la tapa de esa revista tiene buena pinta e invia a la lectura. Felicitaciones y gracias por el aporte acerca de la palabra Koty, yo tengo una koty que se llama Pliger.

saludos

JAIRO ROJAS dijo...

USM!! el Koty es el camino.

Carolina dijo...

Lluís Salvador: pos sí mano, estoy alegre por la traducción. Muchas gracias por compartir la alegría.
Frank: gracias por pasarte por aquí y dejar tus saludos.
Mario: Golazos los de Forlán, pero, vale, gracias por regalarme esa imagen. Me gustó. ¿Y de qué color es Pliger?, ¿nena o nene? ¡Yo quiero un koty!
Jairo: ¡RRCSM! ¡Que vivan los Koty!

Andrómeda dijo...

¡Enhorabuena, Carolina!!!

Carolina dijo...

¡Gracias, querida!!