viernes, 13 de marzo de 2009

La vecina se mudó

Algunos usuarios de la Red han llegado a mis tejados por error. Muchos andan buscando “El Dorado” de la pornografía y se encuentran con un lugar de cuentos y comentarios de cine y literatura; nada puede ser más decepcionante que estos tropiezos. Estos usuarios deben sentirse muy estafados cuando ponen en Google algo así como “mi vecina se desnuda y yo me excito”, “como veo a mi vecina desnuda”, “niña vestida solo con bragas sucias”, “pezones argentinos”, “mi vecina completamente desnuda”, “los mejores pezones” (algunos son más directos y buscan “los pezones de Alicia Machado”) y de pronto se encuentran con mis escritos. A todos ellos debo pedirles mis disculpas por decepcionarlos en su búsqueda tan cachonda. Y bueno sí, debo admitir que también tengo mi cuota de responsabilidad al dar pistas falsas con los títulos de mis cuentos “Los pezones de Alicia” y “La vecina desnuda”. Ambos títulos han funcionado, sin proponérmelo, como anzuelos para captar visitantes y se han posicionado como los mejor rankeados de los Tejados sin gatos. Pero insisto, los míos son cuentos y comentarios de cine y literatura. De todos modos les doy las gracias por sus visitas y les paso un dato del cual me enteré gracias a estas visitas extraviadas: existe un lugar llamado “vecinas desnudas”, ahí las pueden ver como las desean y tomo prestado aquí el comentario hecho por Víctor Azuaje sobre mi cuento en el que declara que estas vecinas “siempre son las mejores vecinas”.

Ahora bien, aprovecho la gentileza de Lluís Salvador, que me lo hizo llegar, les presento a continuación el ingenioso cortometraje This Is Where We Live, hecho sobre una ciudad de libros, y así limpio un poco mis tejados de tanto fisgoneo y afán pornográfico.




Datos de creación y producción:

Welcome to our city - to our world - of books. This is where we live.
A film for 4th Estate Publishers' 25th Anniversary. Produced by Apt Studio and Asylum Films.
The film was produced in stop-motion over 3 weeks in Autumn 2008. Each scene was shot on a home-made dolly by an insane bunch of animators; you can see time-lapse films of each sequence being prepared and shot in our other films.

8 comentarios:

Asterión dijo...

La vecina se mudó, pero ¿en su nueva casa también está desnuda o en esa no?

Y hablando de vecinas, parece que tenías rato de estar alejada del vecindario y del tejado, así que bienvenida.

Las razones para que muchos incautos lleguen al blog de uno son en sí mismas especies de relatos fantásticos, como sucede en mi caso, en el que la mayor cantidad de visitantes llegan buscando “género literario de La casa de Asterión”. Jamás pensé en ello, y como gancho quedó buenísimo, pero la alegría de tanta visita es fugaz, puesto que quienes así llegan, igual de rápido, desorientados o enojados se retiran a bucear en otras aguas más aptas.

Muy divertido el video.

Saludos.

Alexánder Obando dijo...

El video es muy refresacante. Gracias. Me hizo recordar el amor por los libros que muchos aquí tenemos.

Carolina dijo...

Sí, Asterión, andaba en otros vecindarios, pero ya estoy de vuelta. Nos seguimos visitando, amigo.
:)

Carolina dijo...

Alexánder:
Esta ciudad de papel es un buen dato ofrecido por Lluís Salvador, otro devorador de libros.
Saludos

Andromeda dijo...

Gracias a ti y a Lluís por el cortometraje, es precioso.
La historia real me divirtió bastante... :)

Abrazos.

Alexánder Obando dijo...

Primero, endoso todo lo dicho por Andrómeda. Segundo, amiga, ya hacías mucha falta por estos barrios cibernáuticos. Qué dicha que volviste.

lectordepaso dijo...

Carolina:

ojalá fuésemos vecinos, para compartir... ¿libros?

Carolina dijo...

Alexánder:
Gracias por la bienvenida a este barrio virtual.
Lector de paso:
Si fuésemos vecinos yo no tendría que comprar azúcar, ni sal, ni siquiera la prensa; todo te lo pediría a ti :)